¿Cuánto dura la selección de un puesto de trabajo?

Si has formado parte de un proceso de selección para un puesto de trabajo, seguro que te han abordado dudas sobre si seguías en el proceso, cuánto tiempo es habitual esperar hasta que el reclutador contacta contigo o cuántas fases tendrías que superar para conseguir ese deseado nuevo empleo.

En Tralemto, gracias al constante contacto con nuestros candidatos (así como con nuestros clientes) sabemos que estas dudas son normales, y que es importante que las personas que forman parte de un proceso de selección sepan qué criterios empleamos los reclutadores para estimar la duración de un proceso de selección. Así que vamos allá.

No todas las empresas buscan los mismo: las prioridades del empleador

Lo primero que es clave mencionar, es que, aunque podamos hablar de duraciones estimadas para un proceso de selección estándar, algo que afectará desde el principio serán las prioridades de la empresa que demande una nueva incorporación.

Pero, ¿por qué esto tendría que afectar a un proceso de selección? ¿No son todos iguales? Nada más lejos, y te contamos algunos de los elementos que, en función de cada puesto y cada cliente, afectarán al proceso de selección:

  1. Puestos muy específicos y de difícil cobertura:

Si nos encontramos ante un perfil muy específico, en el que hay escasez de candidatos y que, además, requiere una gran cantidad de pruebas técnicas o competenciales para cubrirse, es posible que el proceso se alargue algo más de la duración media.

Así ocurre también con puestos que, si bien no tienen por qué ser tan específicos, se encuentran ubicados en lugares con escasa densidad de población o del perfil demandado, por lo que el proceso de reclutamiento y búsqueda de perfiles también puede exigir un grado de extensión que modifique la duración del proceso de selección.

  1. Organizaciones que requieren una incorporación urgente:

En muchas ocasiones, las empresas pierden a uno o incluso varios de sus trabajadores en poco tiempo y por diversas razones. Estos puestos deben cubrirse lo más rápido posible, ya que además suelen asociarse a funciones realizadas por personal experto en su área, difícilmente sustituibles.

En este caso, los reclutadores debemos encontrar la manera de agilizar el proceso de selección, para lo cual recursos como una comunicación fluida y previamente especificada con cada empresa suponen elementos de gran importancia.

  1. Los sectores IMPORTAN:

El sector para el que se refiera cada puesto de trabajo es un factor que afecta típicamente a la duración de un proceso de selección.

Si bien las dinámicas de selección NUNCA deben relajarse en materia de exigencia y evaluación del perfil, es cierto que hay sectores en los que la abundancia de profesionales hace que sea posible encontrar a perfiles con mayor rapidez que, por ejemplo, en el sector IT, donde el alto grado de especialización y la escasez de profesionales provocan que los procesos puedan durar más que en el resto.

Estas son las fases de un proceso de selección de personal

La duración de un proceso de selección suele ser de unas 3 semanas, es decir, 15 días hábiles. A lo largo de este periodo, se llevan a cabo distintos pasos:

En Tralemto realizamos búsqueda de talento distintas comunidades y ciudades. Consulta dónde realizamos nuestros procesos de selcción de personal.

Definición del puesto de trabajo y difusión de la oferta de empleo

En un momento previo a la difusión, es fundamental realizar una descripción del perfil que se va a seleccionar que se adapte específicamente al sector y necesidades de la empresa en cuestión.

Esto puede suponer, por ejemplo, exigir conocimientos en una herramienta informática concreta en un puesto informático. O que, si la persona va a ser jefe de equipo, se haga una descripción que incluya el liderazgo como competencia profesional fundamental.

Hecho esto, los reclutadores publicamos la oferta de empleo en distintos portales como pueden ser Infojobs o Linkedin, y comenzamos la fase de recepción de perfiles.

Reclutamiento y criba curricular

Esta primera fase tiene una duración indeterminada, ya que la oferta de empleo estará publicada hasta que la vacante sea cubierta, y en cualquier momento puede aparecer un perfil ajustado que incluir como parte del proceso de selección.

Dicho esto, normalmente con la primera publicación se empiezan a recibir y buscar a los perfiles más afines y, a lo largo de la primera semana, se seleccionan aquellos candidatos que cumplen con los requisitos demandados por el puesto para iniciar una fase de entrevistas y pruebas específicas.

Entrevistas y pruebas profesionales

A lo largo de los siguientes días, mientras el reclutamiento sigue activo, los head hunters comienzan a realizar pruebas y entrevistas para ir encontrando aquellos candidatos más adecuados.

De cualquier manera, es fundamental ofrecer feedback a los candidatos y orientarlos en cuanto al momento en que obtendrán una respuesta, sea la que sea, de forma que si el reclutador que te ha entrevistado no te ha dado una fecha, no dudes en preguntarle por el estado del proceso.

Presentación de candidatos finalistas e incorporación del candidato seleccionado

Esta fase implica que la empresa empleadora conozca, valore y decida qué persona es la más indicada y está mejor preparada tanto para realizar el empleo como para insertarse en su equipo de trabajo.

En este caso, la duración de esta fase no depende sólo del reclutador, sin embargo, en función del número de reuniones o consideraciones internas de cada organización, puede durar desde 2 ó 3 días a extenderse más de una semana.

¿Qué causas pueden cambiar la duración de la selección de un puesto?

Además de los que ya hemos mencionado, hay muchos otros factores que pueden modificar la duración de un proceso de selección de un puesto de trabajo:

  • Baja de candidatos: A lo largo de un proceso, puede que candidatos que estaban interesados cambien de opinión con respecto al puesto, sean seleccionados para otro empleo o, sin ofrecer justificación, se ausenten y abandonen el proceso.

Ante esto, los reclutadores deben volver a repetir algunas de las fases del proceso para encontrar personas afines e interesadas, lo que puede afectar la duración del proceso de selección.

  • Modificaciones de la descripción: Las empresas son estructuras en constante cambio, y es habitual que a lo largo del proceso se reconsideren las condiciones laborales, las funciones demandadas o haya modificaciones internas que afecten a la nueva incorporación y hagan que el proceso modifique sus plazos iniciales.
  • Imprevistos: Como en todo empleo, la selección de personal y los departamentos de Recursos Humanos también pueden verse afectados por elementos como bajas urgentes o reestructuraciones internas que modifiquen la forma de trabajar y las fechas que se contemplaban inicialmente para una selección.

En cualquier caso, lo fundamental es dejar claro que todo candidato puede y debe ser informado de todo avance, modificación o resolución de un proceso de selección y que, en caso de duda o consulta, los reclutadores siempre estarán disponibles y dispuestos a ofrecer toda la información de la que disponen. Así que, si quieres saber cuál es el estado o la duración de un proceso de selección, ¡no dudes en contactar con tu reclutador!

Otros artículos de interés:

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TRALEMTOContacta con nosotros
En pleno siglo XXI Tralemto está donde lo necesites.
NUESTRAS SEDESDonde encontrarnos
https://www.tralemto.com/wp-content/uploads/2021/08/mapa-sedes-tralemto.png
A UN CLICKTralemto en las redes sociales
También estamos en las Redes Sociales para ayudarte

Copyright 2021 Tralemto. Todos los derechos reservados.