Fases de un proceso de selección para un puesto de trabajo

A la hora de optar a un puesto de trabajo a través de una oferta de empleo, los departamentos de Recursos Humanos, así como las Consultoras de Selección de Personal, llevan a cabo una serie de pasos y fases de un proceso de selección laboral. Estos aseguran no sólo escoger al candidato más indicado para cada puesto profesional, sino asegurar que el proceso de selección se ha basado en criterios objetivos.

En este post te contamos cuáles serán las etapas por las que tendrás que pasar y las fases del proceso de selección laboral a la hora de aspirar a cualquier puesto de trabajo antes de saber si eres, finalmente, el candidato seleccionado.

 

1º Fase de un proceso de selección laboral: Descripción del puesto de trabajo

La primera de las fases de un proceso de selección es previa a que aparezca la oferta de empleo a la que quieres inscribirte. Consiste en el análisis que el equipo de Recursos Humanos establece gracias a una exhaustiva conversación con su cliente o la dirección del departamento de la empresa que necesita personal. Así realiza una descripción minuciosa de todos los detalles necesarios para desarrollar las funciones del puesto vacante.

Entre ellas encontramos:

  • Habilidades técnicas
  • Experiencia necesaria
  • Formación exigida
  • Competencias adecuadas para el puesto

Los profesionales de los Recursos Humanos están especialmente formados para esta primera fase de un proceso de selección y para identificar y analizar estas características. Así durante el proceso de selección se puede identificar a las personas que mejor se adaptarán a dicho empleo.

 

2º Fase: Publicación y difusión de la oferta de empleo

Una vez el equipo de selección cuenta con el puesto detallado al milímetro, es momento de pasar a la segunda de las fases de un proceso de selección laboral: publicar la oferta de empleo y dar difusión a la misma. Esto se hace a través de plataformas y redes sociales para obtener el mayor número posible de perfiles de calidad.

Esta es la fase de un proceso de selección en la que te puedes inscribir y cada candidato pasa a formar parte de dicho proceso. Las ofertas se difunden tanto por redes sociales como LinkedIn como por portales de empleo, como puede ser Infojobs. Asimismo, las empresas y consultoras de selección que están en búsqueda de un perfil para un puesto no dejarán de informar del mismo en sus diferentes redes sociales. Por lo que si estás buscando empleo en una empresa concreta, no dejes de visitar sus perfiles digitales.

 

3º Fase de un proceso de selección: Criba curricular y análisis de perfiles

Una vez los headhunters y técnicos de selección tienen una cantidad suficiente de perfiles, comienza la fase de un proceso de selección de criba curricular y análisis. Este momento se basa en analizar uno a uno los candidatos que se han inscrito en la oferta. Y también aquellos perfiles interesantes que la empresa ya tenga en su base de datos e incluso algunos específicos que haya reclutado. 

En esta tercera fase de un proceso de selección, el análisis inicial sirve principalmente para descartar aquellas personas que, definitivamente, no cumplen con los requisitos para la oferta de empleo. 

Una vez se ha llevado a cabo, los profesionales de Recursos Humanos tienen un número concreto de perfiles que, en principio, se adaptan a las necesidades del puesto. Ahora habrá que pasar a un contacto personal para ver qué personas son las más idóneas para cada empleo.

 

4º Fase de un proceso de selección de personal: Primera fase de entrevistas telefónicas

La fase de un proceso de selección en la que se realizan las entrevistas telefónicas. Estas se realiza a los candidatos que, por su perfil curricular y competencial primario, reúnen los requisitos para el puesto. 

El objetivo de estas entrevistas es identificar a aquellos candidatos que no aporten la cualificación, conocimientos técnicos o experiencia deseada. Quienes, por el contrario, demuestran entrar dentro del perfil en búsqueda, pasarán a la fase de entrevista presencial.

 

5º Fase: Segunda fase de entrevistas presenciales de competencias

Las entrevistas de trabajo presenciales son una de las fases de un proceso de selección más conocidas. Y, aunque estamos comprobando cómo estos procesos cuentan con multitud de pasos y complejidad, este punto de los mismos tiene un peso fundamental.

Estas entrevistas no sólo permiten al reclutador comprobar en directo cómo responde el candidato a distintas preguntas de circunstancias reales que puedan darse en el puesto. Sino que también permite evaluar de forma fiable las competencias de cada persona (si tiene capacidad de liderazgo o de organizar sus tareas, si se comunica de manera efectiva…).

Todo ello gracias a distintas técnicas de entrevista que se utilizan habitualmente en esta dase de un proceso de selección, y que aportan una información imprescindible para elegir el candidato seleccionado.

 

6º Fase de un proceso de selección laboral: Realización de pruebas técnicas y de personalidad

Otra de las fases de un proceso de selección  fundamentales que ya se realiza a los candidatos que obtienen valoraciones interesantes para el puesto tras una entrevista presencial consiste en realizar pruebas técnicas así como test de personalidad. 

Estos ayudan a obtener información importante, tanto a nivel psicológico y personal como en la realización de ejercicios que permitan resolver problemas técnicos. Problemas que la persona tendrá que abordar en su día a día laboral, y que por tanto son un elemento de gran valor en un proceso de selección de personal.

 

7º Fase de un proceso de selección laboral: Elección y comunicación del candidato seleccionado para el puesto de trabajo

Una vez han tenido lugar todas las fases de un proceso de selección anteriores, los reclutadores o headhunters tienen suficiente información. Esta les permite, por un lado, ofrecer una selección de candidatos finales que cumplen objetivamente todos los criterios que se buscan para el puesto. Por otro lado, pueden valorar cuál de estos candidatos finalistas es el más indicado para la empresa y el puesto. Esto implica valorar elementos como su alineación con los valores empresariales y su rol en el equipo en que trabajará, entre otros aspectos. 

Realizada esta fase de un proceso de selección, los reclutadores pueden realizar la selección final, y comunicar la decisión al candidato seleccionado.

 

8º Fase de un proceso de selección: Seguimiento e incorporación

Pero todo no acaba aquí. Es importante seguir el proceso de incorporación del candidato. Puede que surja algo durante ese periodo que modifique el proceso o que impida al candidato incorporarse finalmente. Esto puede conllevar una vuelta a los candidatos finalistas.

En cualquier caso, lo habitual es que se de una incorporación satisfactoria, y que tanto el equipo de selección como el candidato disfruten del inicio de una nueva relación laboral. Todo ello gracias al fruto del trabajo que suponen todas estas fases que conforman un proceso de selección.

Desde Tralemto, empresa de selección de personal, esperamos haber resuelto muchas de vuestras dudas con este post sobre las fases de un proceso de selección de personal.

Deja tu comentario

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TRALEMTOContacta con nosotros
En pleno siglo XXI Tralemto está donde lo necesites.
NUESTRAS SEDESDonde encontrarnos
https://www.tralemto.com/wp-content/uploads/2021/08/mapa-sedes-tralemto.png
A UN CLICKTralemto en las redes sociales
También estamos en las Redes Sociales para ayudarte

Copyright 2021 Tralemto. Todos los derechos reservados.

Ir al contenido